El asesinato del alcalde de Ubrique Cristóbal Toro Orellana el 11 de marzo de 1871- 1/3: El suceso

MANUEL ZALDÍVAR ROMERO / JOSE MARÍA GAVIRA VALLEJO

Queremos ofrecer algunos datos que hemos encontrado sobre el asesinato del que fue alcalde de Ubrique Cristóbal Toro, acontecido en la localidad el 11 de marzo de 1871.

Su segundo apellido era Orellana. Lo dice claramente un documento que se guarda en el Registro Civil de Ubrique y que da fe de la muerte del alcalde, aunque no indica la causa.

En la villa de Ubrique, a la 1 de la tarde del día 12 de marzo de 1871, en virtud de oficio que en esta fecha ha pasado a este juzgado el Sor. D. Manuel Galluri, Juez de primera instancia de este partido, participando haber acordado en providencia de la misma fecha mandar dar sepultura al cadáver de  D. Cristóbal Toro, alcalde de esta Villa; el Sor. Juez municipal, D. Miguel Tomás Bohórquez, por antemí el secretario Dn Alejo Bonachea, dispuso que se entendiese la presente acta de inscripción consignándose en ella y en virtud de las noticias que se han podido adquirir las circunstancias siguientes.
Que el referido finado estaba casado en el acto del fallecimiento con Dñ Josefa Romero, natural de esta Villa, partido judicial deGrazalema, provincia de Cádiz, mayor de edad, dedicada a las ocupaciones propias de su sexo y domiciliada en la casa de aquel; habiendo tenido de este matrimonio 5 hijos llamados Ana, José,Andrés, Mariana y Cristóbal, viviendo todos en compañía de su madre.
Que era hijo legítimo de D. José Toro y Dª Ana Orellana, que estuvieron domiciliados en esta Villa, hoy difuntos.
Que no otorgó testamento.
Y que a su cadáver se habrá de dar sepultura en el cementerio delConvento de esta población.

Fueron testigos presenciales Dn Manuel Parra, natural de esta Villa, mayor de edad, casado, barbero, domiciliado en la calle deAlcantarilla, y D. Eduardo Ayala, natural de la ciudad de Ronda, provincia de Málaga, mayor de edad, soltero, farmacéutico y domiciliado también en esta Villa y calle citada de Alcantarilla.
Leída íntegramente esta acta e invitadas las personas que deben suscribirla a que la leyeran por si mismas si así lo creían conveniente, se estampó en ella el sello del juzgado municipal y la firmaron el Sor. Juez y los testigos; y de todo ella como secretario certifico; así como de que el difunto era natural de esta Villa y estaba domiciliado en laplazuela de la Carnicería.

image_thumb25

La plazuela de la Carnicería (a veces denominada calle de la Carnicería) actualmente no figura en el nomenclátor de Ubrique, pero con casi toda seguridad era la que hoy se conoce como plaza de la Verdura o parte de ella. Está  conectada por un estrecho callejón (de Janeiro) con el inicio de la calle de la Botica, que en aquellos tiempos se llamaba de la Alcantarilla.  Por lo tanto, el alcalde y los testigos mencionados en el documento eran casi vecinos. Todos vivían, además, cerca del Ayuntamiento.

image_thumb[1]

De los dos testigos presenciales (del asesinato, se entiende), uno, de profesión  farmacéutico, se llamaba Eduardo Ayala. Baliente (sic) era su segundo apellido, de acuerdo con el padrón de habitantes de 1870 (Archivo Histórico Municipal de Ubrique), documento en el que además de quedar asentado que era de Ronda, que estaba soltero y que tenía 27 años, se indica que la casa de la calle Alcantarilla en la que moraba tenía el número 15. Precisamente ese sigue siendo el número de la farmacia existente hoy día en esa calle. Así que evidentemente el señor Ayala Baliente era el boticario de aquel establecimiento.

image_thumb13
El otro testigo era el barbero ubriqueño Manuel Parra Sevillano, de 28 años, casado, que residía en el número 21 de la misma calle, según dicho padrón.

image_thumb15
(En el padrón de 1875-78 se lee que tenía 32 años y que era sangrador, que como se sabe era otra de las ocupaciones de los barberos de entonces, y algunos hasta hacían la funciones de dentista. En esas fechas el barbero Parra estaba casado con Ramona Canto y tenían tres hijos.)

imageCalle Botica con la farmacia a la derecha. Al alcalde  Toro lo mataron probablemente en el arranque de la calle, que se ve al fondo
————————–

Las tres partes de este artículo:

1. El asesinato del alcalde de Ubrique Cristóbal Toro Orellana el 11 de marzo de 1871- 1/3: El suceso

2. El asesinato del alcalde de Ubrique Cristóbal Toro Orellana el 11 de marzo de 1871- 2/3: Dónde y cómo lo mataron

3. El asesinato del alcalde de Ubrique Cristóbal Toro Orellana el 11 de marzo de 1871- 3/3: Por qué lo mataron

 

 

 

Publicado en Historias del Mediodía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *