Algunos datos biográficos del presbítero ubriqueño Eduardo Paradas Agüera

image

En esta revista se han publicado algunas noticias sobre el ubriqueño Eduardo Paradas Agüera. Este presbítero fue el que se encargó de trasladar a Ubrique en 1938 la imagen de Nuestra Señora de la O, que en realidad era la escultura de laVirgen de la Antigua, obra realizada entre entre 1575 y 1576 por Jerónimo Hernández que llevaba en Carmona más de 350 años y que el cura ubriqueñoJuan María Coronil Gómez vendió a Ubrique.

Paradas Agüera fue pintor, critico de arte, escritor y académico de la de Santa Isabel de Hungría (desde 1930). Como anécdota, fue uno de los primeros que acudió cuando se produjo el incendio de la parroquia sevillana de San Julíán en 1932, al igual que Fray Sebastián de Ubrique.

En el censo de 1894 que se conserva en el Archivo Municipal de Ubrique consta que entonces tenía 13 años, según lo cual debió de nacer en 1880 o 1881. Sin embargo, Fray Sebastián de Ubrique, en su Historia de la Villa de Ubrique, dijo que vino al mundo el 19 de mayo de 1879. Por una noticia en el ABC de Sevilla se sabe que murió el 29 de noviembre de 1946. En el funeral estuvieron presentes sus hermanas Cayetana, Rafaela y Asunción. Las dos primeras eran mayores que él, como se ve en la imagen del padrón. (Asunción se casó con el médico Carlos García de los Ríos y murió en Sevilla el 22 de junio de 1972. Tuvo una hija de ese mismo nombre.) El otro hermano, Manuel, probablemente ya habrá fallecido. Nuestro personaje aparece en el padrón como estudiante, lo que quiere decir algo más que simple asistente a una escuela primaria. Según Fray Sebastián, sus estudios los hizo en Sevilla y se los costeó “Don Sebastián Cobeñas”. Debió de ser un estudiante muy aventajado en la escuela de Ubrique y decidieron darle carrera.  Esta familia vivía en la calle Real número 18.

De acuerdo con el censo de 1894, su padre, Eduardo Paradas Castillo, tenía entonces 42 años, lo que significa que nacería en 1852 y explica que no aparezca en el censo de 1850 (ver abajo).  En este figuran los abuelos de Eduardo Paradas Agüera: Salvador Paradas Laguna y Cayetana Castillo Tineo, ambos de 34 años. Vivían en la calle Real número 41.

image

Los Parada tienen su origen en la ciudad de Ronda, donde un antepasado que ejercía de sastre se trasladó a Ubrique. Muchos de los miembros de los Paradahan ejercido el oficio de sastre. (Había uno en la calle Botica en los años 80.) Otra característica de la familia es el uso del nombre Cayetano (o Cayetana).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *