Antonio Carrasco Cides (Fray Sebastián de Ubrique) nació en 1886, el año en que se reestructuró la torre del San Antonio

 

image_thumb[11]

Antonio Carrasco Cides fue un fraile capuchino ubriqueño autor del libro Historia de la villa de Ubrique, impreso en Sevilla en 1945. Contando entonces 59 años de edad. Cuando ingresó en la comunidad capuchina se hizo llamar Fray Sebastián de Ubrique.

Nació en Ubrique el 7 de enero de 1886 (el mismo año en que se reparó y reestructuró la torre de la ermita de San Antonio, del siglo XVI), a las 7 de la tarde, en la casa de sus padres, sita en la confluencia de la calle San Gregorio (más conocida por los ubriqueños de cierta edad por la calle de los gatos) y la calle Caracol, según consta en el acta de nacimiento que se conserva en el Registro Civil de Ubrique. .

Su padre se llamaba Francisco Carrasco Medinilla, de profesión el campo, y su madre Rafaela Cides Domínguez. Sus abuelos paternos eran Antonio Carrasco Carrasco, propietario, y Rosa Medinilla, con domicilio en la calle Alcantarilla. José Cides Carrasco era el nombre de su abuelo materno, pero ya había fallecido.

acta nacimiento Antonio Carrasco Cides Fray Sebastián – loscallejones5u.blogspot.com

Firmaron el acta como testigos Marcelino Martínez Villarta, natural de Borox (Toledo), empleado, domiciliado en la calle de la Cárcel, y Miguel Jiménez Álvarez, también empleado, con residencia en la calle del Banco.

Antonio fue el primogénito de la familia, pero luego vendrían al mundo cinco hermanos más: Rosa (1889), Francisco (1893), Concepción (1895), Rafaela (1897) y María Josefa (1899). Rosa se casó con Diego León Arenas y murió en Sevilla el 3 de noviembre de 1975 a los 86 años de edad. En la esquela mortuoria que apareció en el diario ABC al día siguiente rogaban una oración por su alma:

Sus hijos, D. Manuel (presbítero), don José, Don Francisco y señorita Rosa; hija política; nieto, Mauricio González León; hermanos, Don Francisco y Doña Concepción; sobrinos y demás parientes.

En el libro de la historia de Ubrique, Fray Sebastián hace mención a su madre y a sus hermanas Concepción (llamada familiarmente Concha) y María Josefa. Concha le llevó víveres a él y otros los detenidos en la cárcel del Ayuntamiento en los días de los funestos acontecimientos que acabaron con la quema del convento de los Capuchinos (17-18 de abril de 1936). De María Josefa, Fray Sebastián cuenta esta historia:

El mismo día 23 [de abril] un hermano de mi cuñado, Juan León Arenas, fue a dar un paseo por Benaocaz, y nos trajo la noticia de que en casa de las señoras Pece había tres copones con el Santísimo Sacramento, y no sabían qué hacer ante el temor de que fueran profanadas las Sagradas Formas. No pude dormir. A la mañana siguiente me dispuse a ir a Benaocaz para recoger el Santísimo. Mi madre y hermanas se opusieron tenazmente a ello, por temor de que me metieran en la cárcel, toda vez que amenazaban con quemar a los que estaban detenidos en ella.

Organizóse entonces una expedición, compuesta por mi hermana menor, María Josefa Carrasco, y María Górnez, mujer de Juan León, el cual se quedaría cerca, para avisar lo que ocurriera. Iban vestidas con trajes muy ordinarios, con pañuelos a la cabeza y canastos, pretextando ir a comprar tocino. En una carta mía les di las instrucciones. Que rehicieran los tres copones en el más grande de ellos, echando dent

Fray Sebastián Redín mediodia.org

¿Cuándo y dónde murió Fray Sebastián?

No sé cuándo murió Fray Sebastián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *